Las recetas de Lucía
Mis recetas para compartir
Inicio » , , » Pan con semillas y sin amasado

Pan con semillas y sin amasado

Por El blog de Lucía el 30 de enero de 2013 | 22:00

Como todos sabéis, para mí, hacer pan es un auténtico vicio y no hago más por falta de tiempo, pero me apasiona.
Hoy os traigo un pan muy fácil, ya se que siempre digo lo mismo, pero es verdad, sólo tenéis que ver la foto y el vídeo que pongo a continuación, es del  blog lasrecetasdemj y lo explican de una forma que te convencen por completo, creo que todo el mundo debería hacer al menos un pan en su vida...

Vamos con la receta:

Ingredientes:
500 gr de harina normal, la de trigo de toda la vida
325 gr de agua del grifo
Una cucharadita de café de levadura seca de panadero, unos 2 gramos
Una cucharadita y media de sal, como 10 gramos.

Elaboración:
Lo voy a explicar a mi manera, pero creo que lo mejor es ver su vídeo.
  1. Ponemos harina en un cuenco, añadimos el agua, la levadura y la sal.
  2. Mezclamos bien todos los ingredientes, se nos pegará a la mano, pero es normal.
  3. Dentro del cuenco, cogemos una porción de la masa, estiramos un poco y doblamos, repitiendo esta operación cinco veces.
  4. Tapamos con un paño y dejamos reposar a temperatura ambiente durante 15 minutos y repetimos la operación.
  5. En este momento tapamos bien la masa, mejor en un recipiente hermético y a la nevera durante toda la noche.
  6. Por la mañana, sacamos la masa, dejamos que se atempere, como una hora o así, ponemos harina en la mesa de trabajo y colocamos nuestro boceto de pan.
  7. Con mucho cuidado estiramos un poquito y cortamos la masa en dos.
Ahora empieza la parte bonita:
  • Mojamos un trapo de cocina, le damos forma rectangular y colocamos encima la masa para que se humedezca un poco.
  • En una bandeja rectangular mezclamos semillas de sésamo, pipas, amapola, avena, lo que más nos guste y tengamos por casa y ponemos la masa de pan humedecida encima, se le pegarán las semillas.
  • A continuación, levantamos con las manos y colocamos sobre una bandeja lisa, sin borde, cubierta con papel de hornear.
  • Con delicadeza, cogemos los extremos de la masa y giramos la mano derecha hacia nosotros y la izquierda en dirección opuesta, así nos quedarán por encima las semillas en los extremos y en el centro estará blanco.
  • Dejamos reposar de 30 a 60 minutos para que crezca un poco.
  • Precalentamos el horno a 250º y ponemos una bandeja en el fondo.
  • Introducimos el pan deslizando el papel de hornear con las dos barras sobre la bandeja y echamos un poco de agua en la que está en el fondo para crear vapor.
  • Apagamos el horno durante 10 minutos.
  • Pasado este tiempo lo encendemos a 200º y horneamos de 25 a 40 minutos, según nos guste la corteza, más crujiente o menos.
No os asustéis, es una parrafada enorme pero es sencillo.


comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada de recibir tu comentario: