Las recetas de Lucía
Mis recetas para compartir
Inicio » , , , » Pan de cebolla en cazuela Le Creuset

Pan de cebolla en cazuela Le Creuset

Por El blog de Lucía el 17 de septiembre de 2012 | 22:22

Ya es casi como un ritual, el viernes por la noche saco mi masa madre del frigorífico y preparo el prefermento y el sábado por la mañana nada más desayunar me pongo manos a la obra y para la hora de comer tengo mi pan listo, la verdad es que unas veces me queda mejor que otras no os voy a engañar, aunque el aspecto no sea de lo más bonito, el sabor es increible y lo mejor... ¡es que le he hecho yo!
Recomiendo a todo el mundo que pruebe a hacer pan, es una gozada, sólo hay que quitarle el miedo y de verdad no es tan dificil como puede parecer y seguro que os engancha tanto como a mí.

Este es el segundo pan que hago en la cazuela Le Creuset, estoy haciendo pruebas y en este caso le he añadido cebolla confitada y le da un toque diferente, algo dulzón pero que se deja comer...

 
Ingredientes para el prefermento:
75 gr de masa madre activa
130 gr de harina de fuerza de trigo
70 gr de harina de espelta integral
140 gr de agua templada
 

Ingredientes para la masa de pan:
310 gr de harina de fuerza o de panadería
Todo el prefermento
190 gramos de agua tibia
6 gramos de sal
1 cucharada sopera de un buen aceite de oliva
Semillas de sésamo tostado
 
Elaboración del prefermento:
Mezclamos todos los ingredientes, tapamos con un paño y dejamos reposar toda la noche en un lugar sin corrientes de aire, por ejemplo dentro del horno o el microondas.

Para preparar la masa del pan:
A la mañana siguiente, comenzamos con la preparación de la masa del pan. Ponemos la harina tamizada en el vaso de la KitchenAid que tendrá puesto el gancho de amasar, se añade la masa madre y la cebolla confitada, se pone en marcha a velocidad 2 y se va añadiendo el agua con el aceite y sal que estará ligeramente tibia, hasta terminarla. Se sigue amasando hasta que se forme una bola en el gancho y en este momento sin parar la máquina añadimos unas semillas de sésamo tostado, como dos o tres cucharadas, seguimos amasando durante tres minutos.
Retiramos la masa, formamos una bola y la dejamos levar en un cuenco ligeramente untado de aceite, tapamos con un paño y dejamos levar en un lugar libre de corrientes de aire, el mejor sitio es dentro del horno apagado.
Al cabo de una hora más o menos, que la masa habrá doblado su volumen, la sacamos del cuenco y la desgasificamos amasándola levemente, a continuación formamos una bola y la ponemos sobre un banneton o un cuenco que habremos espolvoreado previamente con harina, esto es para darle la forma, tapamos con un paño y para que haga el segundo levado lo dejamos otra hora más o bien hasta que doble su volumen.
En este momento engrasamos la cazuela Le Creuset con un poco de aceite y colocamos el pan, hacemos unos cortes y espolvoreamos con harina para darle un toque rústico, lo introducimos en el horno frío, programamos 250º y en 45 minutos estará listo.
Retiramos del horno y dejamos sobre una rejilla para que enfríe y para que la base del pan también se mantenga crujiente.
Debemos tener mucho cuidado de no quemarnos al sacar la cazuela del horno, pues estará muy, muy caliente.
 
 
 
Dificultad:
 

comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada de recibir tu comentario: