Las recetas de Lucía
Mis recetas para compartir
Inicio » , » Cupcakes navideños

Cupcakes navideños

Por lasrecetasdelucia el 15 de diciembre de 2013 | 18:38

Parece que fue ayer cuando estaba haciendo los cupcakes ayudantes de Santa Claus y ya ha pasado un año, ¡el tiempo vuela!, pues bien os presento los que he hecho el sábado para los crios de casa, a mi me han gustado y espero que también a vosotros.

Se trata de un cupcake de chocolate con una capa de fondant blanco a modo de campo nevado y un Papá Noel descansando de tanto ajetreo, junto a un arbolito de navidad, con su estrella, sus bolitas rojas y su hombrecillo de jengibre y para completar la escena, un pequeño copo de nieve.



Ingredientes:
4 cucharadas de harina 
4 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de cacao sin azúcar Valor
1 huevo
3 cucharadas de leche
3 cucharadas de aceite de oliva
La punta de una cucharadita de café, de levadura Royal

Elaboración:
Precalentamos el horno a 165º.
En un cuenco mezclamos primero los ingredientes sólidos y procuramos que no queden grumos, a continuación añadimos el huevo, la leche y el aceite y seguimos mezclando hasta obtener una masa lisa y brillante.
Llenamos los cestitos de papel de los cupcakes sin llenarlos del todo, para que cuando suban en el horno, no se desborden.
Horneamos unos 10 minutos o bién hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio.
Dejamos enfriar, yo tenía prisa y los metí en la nevera.



Vamos con la decoración:
Para el suelo blanco, cortamos el fondant con un cortador en forma de flor, pero si no tenemos, simplemente con un vaso o taza del mismo diámetro que el cupcake.

Con un cortador de galleta en forma de abeto, cortamos el fondant verde, en este caso es bueno que la capa de fondant sea gruesa, pues como va a quedar en pie, para que no se rompa.
Con leche condensada y un pincel pegamos la estrellita y el muñequito de jengibre y las bolas rojas, simplemente las hundimos en el fondant y así no se moverán.

Colocamos y amoldamos el suelo blanco sobre el cupcake y con la punta de un cuchillo hacemos el hueco para insertar el pie del arbolito, ponemos un poco de leche condensada como pegamento y colocamos el abeto, pegamos también el copo de nieve y por último a Papá Noel que está agotado de tanto trabajo y aunque parece que los años no pasan por él, el pobrecito termina el día terriblemente cansado.


Un beso para todos y aprovecho esta entrada para desear a los que están cerca y a los que estáis lejos unas Felices Fiestas y un feliz Año Nuevo, que aunque parezca una frase hecha, lo deseo de corazón. 




comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada de recibir tu comentario: