Las recetas de Lucía
Mis recetas para compartir
Inicio » , » Pan sin amasar

Pan sin amasar

Por El blog de Lucía el 1 de octubre de 2011 | 16:03

Este pan es un "mix" de dos recetas que se explican en la web de Gastronomía y cia y en la de Steamykitchen


Ingredientes:
400 gramos de harina de fuerza, 100 gramos de harina de centeno, 10 gramos de levadura fresca de panadero, 10 gramos de sal, 325 gramos de agua y 25 gramos de aceite de oliva.

Elaboración:
Pesamos previamente los ingredientes, ponemos la mezcla de harinas en un cuenco, seguidamente deshacemos la levadura fresca frotándola con la harina hasta que desaparezca, movemos bien la harina para que se reparta y añadimos el agua, el aceite de oliva y la sal.
Con la mano, con una rasqueta de panadero flexible o con una lengua de silicona, mezclamos los ingredientes, cuando todos ellos se hayan unido, no amasar, cubrimos con un paño y dejamos toda la noche a temperatura ambiente en un lugar sin corrientes de aire. Pueden ser de 12 a 20 horas.
Al día siguiente, ponemos la masa en la mesa de trabajo ligeramente enharinada, nos mojamos las manos con agua, esto evitará que la masa pegajosa se adhiera a las manos. Si la masa se sigue pegando, nos mojamos las manos de nuevo. ¿Por qué no añadimos harina a las manos? Se podría, pero se trata de mantener la proporción de harina y agua. Ya que estamos agregando la harina a la superficie, lo equilibramos mojando las manos. El alto contenido de agua, hace que este pan sea tan delicioso y la corteza tan crujiente. Con las manos húmedas, tomamos la masa y doblamos en todos los extremos hacia el centro. Luego tensamos la bola para que nos quede una superficie lisa y firme
Suavemente pasamos la masa sobre un paño enharinado y lo colocamos en un cuenco o banneton para que tome forma. Cubrimos y dejamos reposar durante 2 horas en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Debe esponjarse muy bien y doblar su tamaño

Media hora antes del fin del levado, precalentamos el horno y el molde donde coceremos el pan durante unos 30 minutos aproximadamente a 250º C. Una buena opción es una olla con tapa, puede ser de hierro fundido, Le Creuset, cerámica, Pyrex, acero inoxidable o de esmalte.

Después de pre-calentamiento, retiramos la olla caliente del horno. Ponemos en el fondo de la olla un trozo de papel de hornear para que no se pegue al fondo y dejamos caer la masa dentro, con mucho cuidado de no quemarnos. Agitamos un poco la olla para igualar la masa.

Tapamos y ponemos de nuevo en el horno. Horneamos con la olla tapada durante 30 minutos. Luego destapamos y horneamos durante 15-20 minutos más hasta que la corteza esté crujiente y dorada. Para comprobar si el pan está cocido, golpeamos con los nudillos y debe sonar a hueco, como un tambor.


Retiramos el pan
del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla para que la base no quede húmeda, sino crujiente.



Dificultad:
comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada de recibir tu comentario: