Las recetas de Lucía
Mis recetas para compartir

Bollitos de canela suecos

Por El blog de Lucía el 7 de noviembre de 2010 | 22:29

En el mes de junio visitamos Estocolmo con unos amigos, viaje que recomiendo y en esa época resulta de lo mas bonito pues tiene la particularidad de que no anochece, la luz del día dura casi 24 horas, bueno lo que quiero contar es que probamos los famosos bollos de canela y nos gustaron mucho así que como suelo hacer cuando viajo y pruebo algo que me gusta, busqué en internet y encontré la receta en http://www.mis-recetas.org/ y aunque no le puse cardamomo como indicaba porque no lo tenía resultaron muy ricos. 
 
Ingredientes
Para la masa:                              
125 gramos de mantequilla
410 gramos de leche
150 gramos de azúcar 
750 gramos de harina
  80 gramos de levadura fresca
    1 cucharada de cardamomo
       media cucharadita de sal
       azúcar glacé

Para el relleno:
125 gramos de mantequilla
125 gramos de azúcar
2 cucharadas y media de canela en polvo


Elaboración:

Precalentar el horno a 210º
Se vierte en el vaso de la Thermomix la leche y la levadura y se programa 1 minuto y 30 segundos, 37º, velocidad 2 1/2. Una vez tibia la leche se añade una cucharada de azúcar, se mezcla durante 10 segundos, velocidad 4 y se deja reposar durante 5 minutos.
Pasado este tiempo, se añade el azúcar restante, la sal, la mantequilla, el cardamomo y la harina, se programan 15 segundos velocidad 6 y después se amasa durante 2 minutos "vaso cerrado", velocidad espiga.
Si no se dispone de Thermomix, se amasan los ingredientes hasta formar una bola y se deja en un cuenco tapado con un paño de cocina en un lugar sin corrientes de aire hasta que doble su volumen. Un buen sitio puede ser dentro del horno apagado.

Cuando la masa ha crecido, se saca del cuenco, se pone un paño de cocina grande sobre la mesa de trabajo, se espolvorea un poco de harina y se estira con un rodillo hasta formar un rectángulo.
Se bate la mantequilla del relleno que estará blandita junto con el azúcar hasta formar una pasta y se extiende por todo el rectángulo de masa y se espolvorea con la canela.
Con ayuda del paño de cocina se va formando un rollo como si de un brazo de gitano se tratara.
Precalentar el horno a 210º.

Se cortan rodajas de unos 2 centímetos de grosor y se van colocando en la bandeja de horno donde previamente habremos colocado una hoja de papel sulfurizado.
Se tapan y se dejan unos 30 minutos en un sitio caliente para que crezcan, hay que tener cuidado y no ponerlas muy juntas unas de otras pues como crecen se pegan entre sí.
Una vez crecidas las rodajas, se pintan con huevo batido y se hornean durante unos 15 minutos o hasta que estén dorados.
Una vez fríos se espolvorean con azúcar glacé.

La foto que os pongo es del bollo de canela que comimos en un museo al aire libre llamado Skansen, pues aunque los he hecho dos veces en casa en esos momentos no había comenzado la aventura del blog y no hice fotos pero prometo repetir y entonces ya pondré las fotos de mis "Kanelbullar" 


Dificultad:
comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada de recibir tu comentario: