Las recetas de Lucía
Mis recetas para compartir

Pan, más fácil imposible

Por El blog de Lucía el 26 de febrero de 2013 | 20:16


Es domingo, vamos a comer a casa de unos amigos y les he prometido que llevaré el pan, ¡menuda responsabilidad! y es que no siempre sale como uno quiere, pero estoy contenta, creo que quedó muy rico con ese sabor del sésamo tostado, y prueba de ello es que no quedó ni una miga.

¿Por qué digo más fácil imposible?
Pues porque se hace la masa la víspera, se deja levar en el frigorífico y a la mañana siguiente se hornea.
La receta original es del blog Las recetas de Sara y la tenéis aquí, hoy voy a poner mi versión, pues le he hecho algún cambio, como las semillas de sésamo y la miel.

Ingredientes:
430 gr de harina de fuerza
230 gr de agua
10 gr de sal
20 gr de aceite de oliva vírgen extra
6 gr de levadura de panadero liofilizada (No sirve la levadura Royal)
4 o 5 cucharadas de semillas de sésamo tostado
Una cucharadita de miel

 Elaboración tradicional:
  1. Tamizamos la harina y la ponemos en un cuenco grande, añadimos la sal a un lado, la levadura en el lado opuesto y las semillas de sésamo y mezclamos bien.
  2. Ponemos el agua en una jarra con el aceite y la miel y templamos durante unos segundos en el microondas, debe estar tibio, no caliente.
  3. Incorporamos poco a poco el agua y mezclamos hasta obtener una masa homogénea y que no se nos pegue a las manos.
  4. Introducimos la masa en un cuenco aceitado, tapamos con papel film y dejamos toda la noche en la nevera.
  5. A la mañana siguiente sacamos la masa del frigorífico, que habrá doblado su volumen, para que se atempere.
  6. Al cabo de una hora aproximadamente volcamos con mucho cuidado sobre la mesa de trabajo enharinada, le damos forma de bola, pero sin tocar demasiado.
  7. Untamos con un poco de aceite una olla pyrex o una cazuela Le Creuset como en mi caso y colocamos la masa dentro, espolvoreamos con abundante harina y hacemos unos cortes con un cuchillo afilado.
  8. Tapamos la olla y la introducimos directamente en el horno frío, programamos una temperatura de 245º y horneamos durante 45 minutos o hasta que esté dorado.
  9. Sacamos el pan con mucho cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla. Para comprobar que el pan está bien cocido damos unos golpecitos en la base del pan y nos tiene que sonar a hueco.

Elaboración en KichenAid:
  1. Tamizamos la harina y la ponemos en el vaso, añadimos la sal a un lado, la levadura en el lado opuesto y las semillas de sésamo.
  2. Con el accesorio pala, damos una vueltas a velocidad 1, esto es para mezclar los ingredientes secos.
  3. Ponemos el agua en una jarra con el aceite y la miel y templamos durante unos segundos en el microondas, debe estar tibio, no caliente.
  4. Quitamos la pala y ponemos el gancho de amasar, vamos incorporando el agua y amasamos durante unos 4 minutos a velocidad media.
  5. Introducimos la masa en un cuenco aceitado, tapamos con papel film y dejamos toda la noche en la nevera.
  6. A la mañana siguiente sacamos la masa del frigorífico que habrá doblado su volumen, para que se atempere.
  7. Al cabo de una hora aproximadamente volcamos con mucho cuidado sobre la mesa de trabajo enharinada, le damos forma de bola, pero sin tocar demasiado.
  8. Untamos con un poco de aceite una olla pyrex o una cazuela Le Creuset como en mi caso y colocamos la masa dentro, espolvoreamos con abundante harina y hacemos unos cortes con un cuchillo afilado.
  9. Tapamos la olla y la introducimos directamente en el horno frío, programamos una temperatura de 245º y horneamos durante 45 minutos o hasta que esté dorado.
  10. Sacamos el pan con mucho cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla. Para comprobar que el pan está bien cocido damos unos golpecitos en la base del pan y nos tiene que sonar a hueco.
Dificultad:

 
comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada de recibir tu comentario: